La gestión por desempeño es un proceso que permite monitorear y evaluar a los empleados y potenciarlos en el ámbito laboral. La evaluación de desempeño de una persona se hace en base a competencias organizacionales y objetivos personalizados que serán cargados en el gestor y que podrán ser modificados antes de la creación de un ciclo.


Es importante tener definidos ciertos parámetros que serán tenidos en cuenta al momento de crear un nuevo ciclo de desempeño. Este ciclo tiene 3 etapas con un fin específico que deberán ser administradas por los superiores o administradores.


Para la creación de un ciclo de desempeño es necesario tener al menos un usuario que participe de la gestión de desempeño, al menos una competencia genérica y la escala ordinal. Una vez cargados estos datos ya se puede comenzar.


+ Creación de un ciclo de desempeño


+ Etapas de un ciclo de desempeño


+ Estado de las diferentes etapas



Creación de un ciclo de Desempeño: 

Teniendo en cuenta la información anterior es necesario, antes de la creación de un nuevo ciclo, cargar varios datos. Por un lado seleccionar quienes serán los usuarios que participarán de la gestión de desempeño. Esto se configura en el perfil del usuario.

También se deben agregar las distintas competencias que serán evaluadas y la escala ordinal. Éstos son datos excluyentes para la creación de un ciclo. Luego se pueden agregar distintos tipos de competencias y objetivos precargados. Una vez creados se debe tener en cuenta las distinta etapas por la que va a transitar el empleado en este ciclo.


Etapas de un ciclo de Desempeño: 

Las distintas etapas de un ciclo de desempeño son consecutivas y no pueden saltearse ni puede haber un regreso a la etapa anterior.


Planificación: En esta etapa se establece, entre el empleado y su superior, cuáles serán los objetivos a cumplir por el empleado durante el ciclo. Los distintos estados en la que puede estar esta etapa son nuevo, borrador y validado.


Seguimiento: En esta etapa se hace una revisión sobre los objetivos planteados en la etapa anterior. Se pueden agregar, modificar y eliminar objetivos.


Evaluación: En esta etapa el superior (o el administrador del gestor) puede evaluar a sus empleados y los empleados pueden hacer la autoevaluación. Los estados que puede tomar ésta etapa son finalizado e incompleto.



Estados de las diferentes etapas:

 

Nuevo: Si no existe ninguna carga de objetivos la planificación se encuentra en estado nuevo.


Borrador: Cuando un empleado carga sus objetivos y los guarda, la planificación pasa automáticamente al estado borrador. Un empleado puede empezar el ciclo con su planificación en estado borrador si previamente se cargaron objetivos precargados y se le asignaron. En este estado los objetivos pueden seguir siendo modificados por el empleado, el superior o el administrador hasta que se indique el cambio de estado.


Validado: Cuando el superior o el administrador del gestor valida los objetivos del empleado, la planificación pasa a estar en estado Validado. En este estado los objetivos no pueden ser modificados. El superior o administrador tiene la opción de volver al estado borrador mientras no se encuentre en la etapa de evaluación.


Finalizado: Cuando el superior o administrador deciden finalizar la evaluación del empleado, la evaluación pasa a estado Finalizado. Se puede volver al estado validado en cualquier momento antes de que termine el ciclo de desempeño vigente.



Al ingresar y hacer click en el menú Desempeño se despliega una nueva barra de menús con más opciones disponibles:



+ Administración


+ Histórico de ciclos


+ Reportes


+ Competencias


+ Escala Ordinal


+ Participantes


+ Objetivos precargados